miércoles, 23 de septiembre de 2015

Sobre el 8 de septiembre: Decadencia de una linaje

© H.-P. Haack
Este mes todo un clásico de la literatura y que contribuyó mucho a que su autor, Thomas Mann, consiguiese el premio Nobel: Los Buddenbrook. Hubo tantos comentarios que ha sido necesario acortar en lo posible. Otra característica de la tertulia es que salieron tantos temas que es difícil ordenarlos en unos pocos epígrafes. En resumen, la obra gustó mucho. Ojala fuese siempre así.

Soberbia caracterización de los personajes
“El libro es un retrato de la propia familia del autor”
“El pequeño Hano es el mismo autor y eso se nota”
“Para mí uno de los mejores retratos de todo el libro es el de Antoine”
“Christian, muy rebelde y poco dado a trabajar, personaje esencialmente negativo, podría ser una trasposición de uno de los hermanos de Mann. Thomas fue en su juventud un hombre muy dado al orden. Sus hermanos eran más rebeldes”
“La psicología de Gerda no se muestra; se la describe por su físico pero no se explican sus acciones ni motivaciones, solo se insiste en su mirada enigmática. Es un personaje misterioso”
“Está muy lograda la descripción de cómo Thomas esconde su debilidad tras una máscara impostada”
“Los personajes que mejor se explican son los que Hano puede conocer, los más antiguos se describen más sumariamente”
“Mann hace descripciones muy competentes sobre música”

La burguesía 
“El libro de familia es casi una religión para los personajes”
“Sí, tiene una gran importancia”
“Y el cónsul ve en él la prueba de que Dios ha sido bueno con la familia”
“En eso se comporta como un ejemplo de la lógica protestante tal como la describió Max Weber”
“Todo el texto describe la lógica de la alta burguesía”
“Pero es una burguesía con ciertos valores”
“Enfrentada a los advenedizos”
“Y a aquellos que se enriquecen con métodos poco dignos”
“La moraleja es que si tienes principios no prosperarás”
“La tendencia artística, de Hanno o de Christian, se ve como una señal de decadencia”
“Se describe un mundo elegante pero decadente”

La planificación
“Todo el libro sigue una planificación muy inteligente”
“Por lo mucho que repite los diferentes datos a través de los episodios llegué a pensar que se habría publicado por entregas”
“Sí, creo que así fue”
“Pero en la Wikipedia no se dice así, sino que se vendió por ejemplares íntegros”
“Los primeros capítulos son pictóricos, como si los hubiera escrito a la vista de los retratos familiares. Sobre todo en la parte del banquete, Mann hace cuadros”
“Con la siguiente generación, se describe con muchísimo detalle el esplendor de la estirpe y, con la posterior, se hacen retratos más psicológicos, como los de Thomas y Antoine, pero, a medida que avanza su tiempo, el tiempo se va comprimiendo, cada vez se describen las cosas de manera más concisa”
“Hasta que llegamos a la descripción de un día en la escuela de Hanno, donde el tiempo parece volverse a detener”
“Es que el día en la escuela es una manera muy clara de describir como es un niño”
“Sí, pero a mí se me hizo largo”
“En mi opinión, quiere describir un ambiente de mediocridad que oprimía a Hanno, de quien se dice que muere porque no quiere vivir”
“Hay muchísimas muertes en todo el libro”
“Una de las más detalladas es la de la abuela, que es durísima, pero que es la agonía de alguien a quien le había llegado su hora. En cambio, Hanno muere de manera prematura y tremendamente injusta y la descripción de su agonía es la delicadeza misma, pues en ningún momento indica que es el pequeño quien agoniza”
“También es muy delicada y hábil la manera en que se describe cómo Antoine decide casarse con Grünlich, cuando ella misma decide apuntarlo en el libro de la familia, en ese momento, se retrata al personaje”

4 comentarios:

caro dijo...

Como se dice en la entrada, imposible reflejar lo mucho que se habló. Por eso comparto este enlace sobre uno de los temas que más tratamos, un post que relaciona las diferencias entre los hermanos Mann con las tensiones que vivía la Alemania anterior a la II Guerra Mundial:

https://enlenguapropia.wordpress.com/2014/05/13/la-guerra-de-los-hermanos-heinrich-y-thomas-mann/

Francisco Solias dijo...

Entre otras cosas veo q no comenté algo q dijiste; que tanto la muerte de la abuela como la de ha no vienen precedidas por momentos donde brillan con todo su esplendor

caro dijo...

Así queda para los comentarios ;) Has leído el artículo, ¿verdad que es interesante?

Veletri dijo...

En esta época de su vida, cuando Thomas Mann finalizó los Buddenbrook con sólo veinticinco años de edad, todavía tenía unos puntos de vista muy conservadores y de un gran idealismo con respecto a Alemania, a la que veía como una especie de ideal de "Kultur" frente a una Europa más decadente. Puntos de vista que expresó en su libro "Betrachtungen eines Unpolitikers" (Consideraciones de un apolítico). Sus puntos de vista contrastaban mucho con los de su hermano Heinrich, el rebelde de la familia, un conflicto familiar que también está reflejado de manera indirecta en la novela en las relaciones entre los hermanos Buddenbrook. Pero tras el impacto de la guerra y el desarrollo de la república de Weimar sus puntos de vista se fueron haciendo más progresistas y aún más a raíz del ascenso de Hitler y el NSDAP hasta verse obligado a abandonar Alemania.