jueves, 6 de agosto de 2015

Sobre el 14 de julio: Patrañas necesarias

Este mes se propuso una obra española escrita hace diez años, muy aclamada y premiada con el Premio Llibreter del año 2004: Mentira, de Enrique de Hériz. A pesar de todo lo anterior la tertulia resultó… veraniega, muy distendida pero con poca gente y pocos comentarios. Quizá el más destacado de todos fue el de una novelante que nos amonestaba “A ver si esta vez no os olvidáis de decir algo positivo acerca del libro”. No sé si leyendo la recensión que sigue se sentirá satisfecha. Vamos a por los comentarios.

Los objetivos, el planteamiento y el resultado
“Considero que el libro tiene un planteamiento muy ambicioso pero precisamente por eso no puede alcanzarlo”
“Hubiese sido mejor que se centrasen en una anécdota y apurarla en todas sus facetas en lugar de plantear una dispersión tan amplia de casos posibles”
“Para mí que el escritor intenta escribir un tratado con todo lo referente a la muerte y al deseo de vivir planteado, sobre todo, aunque no exclusivamente, como un deseo de huir de la muerte”
“En este esquema es básico el personaje de la antropóloga con todo su conocimiento de otras sociedades y otras culturas”
“Para mí, el tema básico del libro no es la muerte sino la mentira”
“Y la venganza, personificada en la antropóloga, que finge su propia muerte para castigar a su familia”
“Los familiares de la antropóloga no están bien delineados; considero que deberían estar transidos en el dolor y eso se nota poco”
“Falta sentimiento, emoción”
“De todos modos, yo creo que el autor intenta algo muy difícil y eso es hacer que la narración fluya a través de la voz de dos mujeres, algo curioso, siendo un hombre. Era arriesgado”
El estilo 
“El estilo no está suficientemente depurado”
“Para mí, lo peor son los diálogos”
“Es cierto, son muy ortopédicos”
“Y crea unos párrafos hiperlargos”
“Que además están llenos de tópicos y muletillas”
“El autor llena el libro con descripciones sobre cómo es cada uno de los miembros de la familia cuando debería dejar que los personajes se definieran por sus actos, dejando que el lector deduzca”
La preparación
“No obstante, es un libro que necesita mucho estudio y preparación bibliográfica”
“Sí, se nota que el autor se pasó años documentándose”
“Sabe mucho sobre antropología. Es lo mejor del libro”
“En algunos casos hace algunas observaciones muy intuitivas y precisas sobre lo que esta describiendo pero no me parece que haya trazado un cuadro completo sobre su tema”
“Parece un comentario sobre varios temas, sobre todo el de muerte”
“O el de la mentira”
“O el de la venganza”
“En todo caso, yo diría que podemos catalogar su novela como de tesis”

2 comentarios:

caro dijo...

Enrique de Hériz acaba de traducir la novela de Franzen, Pureza

Francisco Solias dijo...

será cosa de leérsela. Gracias