jueves, 20 de abril de 2017

Sobre el 11 de abril: Miedo

Una tertulia muy interesante la de este mes, con opiniones para todos los gustos, como ya notaréis en el resumen. ¿Quién tenía razón?  Nos quedamos con la duda. Espero que a los que aún no han leído El rey blanco, de György Dragoman, el debate que sigue les interese y les sirva como introducción.

¿Historia real o inventada?
“A mí el libro no me gustó”
“A mí sí. ¿Qué es lo que no te convenció?”
“Empezare por lo que sí me ha gustado. El estilo narrativo es lo mejor de todo el libro, creo que es un estilo correcto, aunque no sea uniforme, en realidad va a fogonazos, la cual creo que es una elección básicamente correcta porque esa es la manera en que la gente normal recuerda las cosas, así es como funciona la mente. Dicho esto, he de decir que yo no me creí a los personajes”
“Por ejemplo…”
“Es que hay muchos detalles que se podrían citar...”
“Di uno, para empezar por algo…”
“No es creíble que un crío se meta en tantas situaciones conflictivas”
“Bueno, es una licencia que el autor se toma”
“A mí las aventuras que corren me parecen muy creíbles”
“Y se ha dicho que el texto está ambientado en la Rumanía de Ceaucescu pero eso tampoco me cuadra: si es una historia que ha de ocurrir en el mundo real tendría que ser el año 1986 por el accidente nuclear que se cita, que sería el de Chernobil. Pero es que entonces lo que seguro que es falso es la guerra que se cita en el libro y de la cual se dice que pasó nueve años antes”
“Hay muchas posibilidades de que el escrito tenga un fondo de verdad porque si os fijáis se describe la infancia de un niño con su madre y el padre…, bueno, el padre está forzosamente ausente, y en el libro hay una dedicatoria a la madre, en la dedicatoria no se cita al padre, por lo que tiendo a pensar que el libro refleja una situación vivida en el mundo real”
“Pues por eso, si es una historia básicamente real, el autor no tiene por qué inventarse una guerra…”
“Perdonad que dé mi opinión, pero si os fijáis, en el texto no se dice explícitamente el nombre del país. Puede que sea Rumanía, pero podría ser cualquier otro país, lo que quiero decir es que podemos suponer que es un país inventado y donde el autor puede hacer que ocurra lo que él quiera. De todos modos, a mí tampoco me ha gustado el libro y consideró que lo peor es el estilo con el que el autor ha elegido narrar lo que pasa”

¿Pocos datos o demasiados?
“Ya, pero, aun suponiendo que fuera un país inventado, yo considero que los personajes no son reales. A mí no me da la sensación de que sean reales. El protagonista, por ejemplo, actúa de una manera poco creíble”
“Bueno, es que se junta con unos amigos que son realmente bastante especiales”
“Bueno, yo creo que las historias se enmarcan en un ambiente donde predomina una chulería extremada y unas injusticias flagrantes, donde los personajes son brutales y abusadores en extremo”
“Para mí, la historia es muy deshilvanada, poco coherente. Por ejemplo, yo aún no he entendido como acaba el libro y eso que el final me lo he leído tres veces”
“Para mí el principal defecto es el exceso de información, la historia debería girar alrededor de unos pocos ejes. (Fijaos como se hace de manera correcta, por ejemplo, en la película El ladrón de bicicletas.) Yo creo que con contar la novela la mitad de lo que cuenta, el resultado hubiese sido mejor”
“Pues yo creo que está muy bien escrita, es una novela picaresca, la historia de un niño que sobrevive como puede en un entorno de abuso institucionalizado. Como decías, el estilo narrativo es un acierto, porque estamos hablando de recuerdos infantiles, deshilvanados…”
“Sí, justo lo que a mí no me gusta”
“Pero fijaos qué interrelacionados están los tres últimos capítulos, esto da una gran potencia al final del libro. Justo el penúltimo capítulo, es muy sugerente, el abuelo le descubre la vida al nieto, tú ya sabes que va a pasar algo después… Y cómo acaba ese capítulo, que el niño recoge las chapas que ha dejado caer su abuelo, ¡es un gesto tan infantil! La perspectiva del niño está muy conseguida, y eso es algo tan difícil… yo creo que ese el gran mérito del libro”
“Pues yo diría que el gran defecto del libro es que no se atreve a contar la verdad, sugiere cosas pero no las explicita, lo digo porque yo conozco amigos que son rumanos y cuentan cosas de las que en el libro solo quedan sugeridas. Pudiendo ser un buen libro se queda en la historia de la infancia de un niño, que es algo que han hecho muchos autores antes que Dragoman.
“Ya, pero resulta que la literatura se basa en la repetición de temas, el otro día por ejemplo encontrábamos similitudes entre Los pescadores de Obioma y Edipo rey
“Pero para mí el libro de este mes no es tan bueno como pudiera haber sido si no hubiese callado algunas cosas que se sugieren”
“Pues yo espero que el debate del próximo mes sea tan productivo como el de este”
Eso esperamos todos.

lunes, 27 de marzo de 2017

Sobre el 14 de marzo: Profecía

La lectura del mes fue muy bien recibida y la historia se consideró muy bien contada e interesante por lo que contaba. Dos pruebas de lo mucho que gustó Los pescadores, de Chigozie Obioma: los comentarios elogiosos de todo el mundo y las quejas de los que no habían podido acabar de leer el libro porque les descubrieran el argumento, de manera sobradamente intencionada, con sus comentarios.

Las dos perspectivas posibles
“Leyendo la nota de la traductora se me ocurre que todo el libro es una alegoría sobre como afectó la dictadura militar a Nigeria. Según esta perspectiva Abulu sería el representante de los militares”
“No estoy de acuerdo. Abulu no da la talla como villano. Un villano debería ser un villano total, algo así como el Yago de Shakespeare. Abulu, considerado como villano, es un mal villano. Más bien sería un pobre hombre y el problema sería que la gente interpreta sus profecías como hechos de cumplimiento seguro cuando en realidad no lo son”
“Ciertamente Ikenna muere porque toma por real la profecía y el miedo le destruye”
“La capacidad profética de Abulu es irreal, ¡cómo va a adivinar todo eso!”
“Bueno, ya se sabe que, cuando conoces la profecía, vas a hacer todo lo posible para que se cumpla”
“Sí, hay mucho de tragedia griega en esta novela, a mí me ha recordado a Edipo rey sobre todo”
“Pues para mí el libro es una crítica a la dictadura nigeriana”
“No estoy de acuerdo. El libro es una crítica a la superstición”
“A mí las notas de la traductora me ayudaron a entender el libro. Sobre todo me resultó curioso que hablase de “la historia de cuatro hermanos” cuando en el libro la familia protagonista tiene seis hermanos”
“Es que los dos hermanos menores apenas salen, aunque son muy importantes en el último episodio como representantes de una generación que no vivió la dictadura”
“Que no se vio envuelta en la historia de Abulu, más bien”
“En todo caso, ambas perspectivas son posibles y quizá el mérito del autor sea haberse movido en esa indefinición”
“También destacaría los personajes de la madre, muy tradicional, muy bien descrita en todos los detalles, y el padre, muy occidentalizado y al margen de todo”

El uso del lenguaje
“Me resulta curioso que siendo el autor de etnia igbo escriba el libro en inglés”
 “Eso tiene fácil explicación, el inglés es lengua cooficial en Nigeria”
“Si te fijas verás que el mismo libro alterna tres lenguas, el inglés, el yoruba y el igbo. El autor a veces traduce al inglés las expresiones en yoruba e igbo, pero a veces no lo hace y uno ha de entenderlas por el contexto. Los personajes también alternan las tres lenguas”
“Me está costando leerlo sin traducir”
“Hay un recurso que considero un gran acierto. El autor adapta cada capítulo a la frase inicial que además no es una frase cualquiera sino que siempre establece, a través del verbo ser, la igualación de uno de los personajes con otra cosa”
“Y el mismo personaje puede ser cosas distintas en capítulos distintos; así, por ejemplo, Ikenna se iguala a una pitón en un capítulo y a un gorrión en otro. Y en ambos casos la comparación tiene sentido teniendo en cuenta lo que se va a narrar a continuación. Podría ser que esa estructura tan particular tuviese que ver con la manera tradicional de narrar de los igbo”
“Me fascinó la habilidad de Obioma para retrasar la información y no darla en el momento. Estoy más acostumbrada a que se use la anticipación como recurso, esto es justo lo contrario, ¡qué bien retrasa el relato de la profecía!”
“Es un autor muy hábil”
“Ojala todos los que escogiéramos lo fueran tanto”
 

jueves, 2 de marzo de 2017

Sobre el 14 de febrero: Fieras, salvajes, hombres

Y este mes escogimos un clásico de las tertulias literarias: Un viejo que leía novelas de amor, de Luis Sepúlveda. ¿Por qué es este un libro tan leído en los clubs de lectura? Es un misterio que intentamos resolver en el encuentro de este mes.

El hombre y la naturaleza
“Me recuerda El viejo y el mar. Es una historia donde la naturaleza está muy presente”
“Para mí, es un libro lleno de magia”
“Ya lo sugiere la dedicatoria a Miguel Tzenke, cuando habla de “narraciones desbordantes de magia”
“Es un libro lleno de buenas descripciones de ambientes. La descripción de la selva, por ejemplo, es muy vívida, a mí me enganchó”
“La tigrilla está muy humanizada”
“No sé si lo he entendido bien, ¿la tigrilla busca al hombre para que mate a su compañero herido?”
“Bueno, puede que eso no sea muy creíble biológicamente hablando pero sí que es coherente simbólicamente”
“Tienes razón, no me había dado cuenta de la simbología”

El alcalde y Bolívar Proaño
“En el libro se habla muchas veces del sinsentido que se crea cuando se intentan aplicar las normas “europeas” en un entorno como la amazonia”
“Resulta curioso que el alcalde sea el más inadaptado”
“Es gordo, tonto y malo”
“En cambio Bolívar Proaño, el protagonista, es totalmente distinto, lleno de cualidades positivas “
“¿Os fijasteis en los motivos por los que se establece en El Idilio?  El hecho de que rechace que su mujer tenga un 'hijo del carnaval' le define a él y a las personas a las cuales abandona”
“Bolívar Proaño es un personaje que posiblemente esté basado en alguien que el autor conoció en el mundo real”
“Sí, estoy de acuerdo”
“Es curioso que lea novelas de amor, sensibleras”
“Pero dentro de su entorno es el único que lee algo.
“¿Y os fijasteis cuando intenta explicarles a sus amigos que es una góndola, cuando él mismo no ha visto ninguna, ni está seguro de saber la respuesta?”
“A mí me parece que cuadra con su personaje que lea folletines, es un ejemplo de sensibilidad no cultivada”
“Sí, su amor por la selva demuestra sensibilidad”
“Se encuentra más cómodo entre los shuar que entre los hombres blancos”
“No acabé de entender porque le expulsan de entre los shuar. Creo que porque ante la muerte de su compañero Nushiño, reacciona antes como un blanco que como un shuar, buscando vengar su muerte inmediatamente, en lugar de respetar sus ritos funerarios”

El autor y su libro
“Yo apenas conocía a Luis Sepúlveda y me he llevado una sorpresa al ver por Internet que es un autor muy comprometido. Es un activista de izquierda, muy activo en Twitter”
“Sí, es raro en estos tiempos, que los escritores suelen adocenarse”
Un viejo que leía novelas de amor es su libro más renombrado”
“Es muy leído en bibliotecas”
“En la edición que tengo yo, que es de 2007, llevaba 71 ediciones”
“¡A saber cuántas ediciones llevará ya!”

lunes, 23 de enero de 2017

Sobre el 10 de enero: Optimismo antropológico

El de este mes es un autor citado en todos los libros de historia y el texto comentado constituye su obra más representativa: Cándido, de Voltaire. Y, sin embargo, ¡qué desconocidos resultaban! Después de oír los argumentos del novelante que propuso la lectura quedamos todos convencidos de ello. Por eso esta reseña más que intentar reproducir la tertulia que fue aspira más bien a dejar algunas perlas de saber que se dijeron allí.

Voltaire literato
“El libro fue publicado bajo seudónimo”
“Se sabe de Voltaire que publicó con más de cien seudónimos, aunque no se sabe exactamente cuántos eran y hay algunas obras de las cuales se discute si fue Voltaire su autor o no”
“Hoy a Voltaire se le conoce como filósofo pero en su tiempo se le respetaba sobre todo como escritor”
“Era poeta y dramaturgo y su verso preferido, el que repetía con más frecuencia, era el alejandrino”
“Como dramaturgo era considerado un sucesor de Corneille y de Racine, pero hoy no se suelen representar sus obras”
“En su juventud había admirado mucho a Shakespeare por la fuerza de sus personajes pero más tarde dijo de él que debería haberse atenido más a unas reglas precisas al escribir teatro”

Voltaire crítico 
“Aunque todos los capítulos son importantes, hay algunos especialmente relevantes. Por ejemplo, no es casual que en su viaje los personajes lleguen a Lisboa justamente tras el gran terremoto que en el siglo XVIII dejó la ciudad arrasada y decenas de miles de muertos”
“Voltaire había escrito sobre ese mismo tema un poema compuesto de 47 versos alejandrinos”
“Y no fue casual que hablara de esa catástrofe en esta novela, pues su propósito era ridiculizar la afirmación de Leibniz de que vivimos en el mejor de los mundos posible”
“El personaje de Pangloss representa a Leibniz, mientras que Martín es el portavoz de las ideas de Voltaire. También el personaje de Pococurante representa las opiniones que en literatura tenía el autor”
“Siendo más joven había tenido que exiliarse a Inglaterra. Luego volvió a Francia pero debido a la defensa que hizo de la familia Callas tuvo que emigrar a Suiza”
“La familia Callas estaba formada por protestantes. Perdieron un hijo y en círculos católicos se dijo que la misma familia lo había asesinado para así evitar su conversión al cristianismo. Voltaire fue uno de los que defendió a la familia, lo hizo con su nombre y por eso tuvo que exiliarse a Suiza”
“Y fue desde Suiza que escribió Cándido. Pero mientras esperaba la autorización para publicarlo en Francia empezaron a circular copias ilegales del libro que se hizo famosísimo”
“Aunque Cándido estaba escrito con seudónimo, todo el mundo sabía que lo había escrito Voltaire. Era un libro escrito en un estilo muy popular en su tiempo”

Voltaire y la Enciclopedia
“Voltaire publicó Cándido y el poema de Lisboa en la época de su enfrentamiento con el clero por su colaboración con la Enciclopedia”
“El clero criticaba a la Enciclopedia y los filósofos de la Enciclopedia criticaban al clero”
“Pero hay que tener en cuenta que los filósofos de la Enciclopedia se peleaban también entre ellos; Rousseau y Voltaire, por ejemplo, estaban peleados. Rousseau era más querido por los franceses, su ideología tiene una cierta proximidad al comunismo actual. Y aunque a Voltaire se le respetaba mucho nunca llegó a ser tan querido”
“Diderot era ateo, Voltaire no llegaba a tanto, era deísta, aunque desde luego no era partidario de la iglesia como demuestra en el poema el desastre de Lisboa y en general en toda su obra”
“En Cándido, el ritmo de los capítulos es muy rápido, excepto en el capítulo veintidós que transcurre en Francia y entonces Voltaire aprovecha para ajustar cuentas y decir lo que piensa en muchos temas comprometidos”
“El final parece esperanzador, un poco agridulce, en realidad representa a la filosofía estoica: ya que no podemos arreglar el mundo que cada uno se dedique a cuidar lo más cercano”


martes, 27 de diciembre de 2016

Cartel 2017: grandes clásicos y grandes novedades

El cartel 2017 comienza con un clásico y acaba con una novedad que aún no se ha editado en castellano, pero esperamos que ya haya llegado hasta aquí a final de 2017. De nuevo tenemos un clásico catalán en el cartel y recuperamos la costumbre de incluir un título de ciencia-ficción.¡Feliz año y felices lecturas, novelantes!
  • 10/01 Optimismo antropológico: Voltaire, Cándido
  • 14/02 Fieras, salvajes, hombres: Luis Sepúlveda, Un viejo que leía novelas de amor
  • 14/03 Profecía: Chigozie Obioma, Los pescadores 
  • 11/04 Miedo: György Dragomán, El rey blanco
  • 09/05 Un hombre bueno: Honoré de Balzac, El primo Pons
  • 13/06 Rancio abolengo: Llorenç Villalonga, Mort de dama
  • 11/07 Testimonio: Ernst Haffner, Hermanos de sangre
  • 12/09 Doble fracaso: Thomas Hardy, Jude el oscuro
  • 10/10 Contando la guerra: Juan Eduardo Zúñiga, Capital de la gloria
  • 11/11 Universos paralelos: Isaac Asimov, Los propios dioses
  • 12/12 Tiempos modernos: Jonathan Coe, Número once

lunes, 19 de diciembre de 2016

Sobre el 13 de diciembre: Juego de máscaras

Este mes una hermosa novela llena de matices escrita por un escritor de origen japonés pero también inglés hasta la médula (ventajas/inconvenientes de haber emigrado cuando niño): Lo que queda del día, de Kazuo Ishiguro. Un libro que fue internacionalmente famoso gracias a la adaptación que hizo para el cine James Ivory. Con estas interesantes coordenadas en el punto de partida dio comienzo la tertulia de este mes.

Buena película, mejor libro
“Es triste pero hermosa”
“Tiene una perspectiva muy distinta de la película. Debo reconocer que la primera vez que lo leí aún tenía fresca la película y eso hizo que pasara por alto muchos detalles. Esta segunda vez lo he disfrutado más”
“Yo creo que es imposible llevar un buen libro al cine. Se pierde muchísimo en el camino. Y que conste que esta idea no es mía, sino de Alfred Hitchcock”
“Es curioso el estilo literario con el cual está escrito el libro. Con esa narración en primera persona llena de circunloquios”
“Es una manera más de definir al personaje principal y narrador”

Inglés universal
“Es un libro muy británico”
“Cierto, pero yo creo que el hecho de que el escritor haya nacido en Japón y tenga padres japoneses también hace muy especial la historia. El proganista, Stevens, parece un samurái”
“Qué va, es un perfecto mayordomo inglés”
“Pues todo lo que explica sobre la dignidad, por ejemplo, puede aplicarse sin merma al concepto del ‘on’ que Ruth Benedict traduce como honor en su libro El crisantemo y la espada
“Otra vez volvemos a Ruth Benedict”
“Es que es mi principal fuente de información sobre la cultura japonesa”
“Pues yo sigo insistiendo en que es un libro muy inglés, británico. En todo: en el orgullo con el que se habla de todo lo inglés, por ejemplo. También, en la perspectiva tan particular que el autor adopta”
“Además yo creo que describe algo realmente típico de allí porque, si no, los lectores no lo reconocerían como tal. Les parecería un universo extraño”
“Aun reconociendo ese argumento, yo creo que el hecho de que el autor sea japonés le da una perspectiva muy particular”
“Lo que pasa es que Ishiguro describe situaciones que pueden ser universales, no son contextos privativos de las culturas inglesa y japonesa”
“En todo caso si hay algo en lo que Inglaterra y Japón se parecen es, diría yo, en que ambas sociedades son muy cerradas sobre sí mismas, que se construyen sus propios códigos morales y son refractarias al cambio. La sumisión sin sentido que se describe en el libro es propia del ejército prusiano”

El último mayordomo victoriano
“Se describen situaciones muy kafkianas. Parece que lo importante sea quedar bien, socialmente hablando, y, para conseguirlo, los personajes llegan a disminuir incluso su humanidad”
“Es terrible cuando el protagonista ve que se está muriendo su padre y a pesar de eso sólo es capaz de pensar en que tiene que servir y actuar como corresponde a un buen mayordomo”
“Vive en un ejercicio de contención constante”
“De self-restraint
 “Es una actitud que aprendió de su padre que, obligado a servir a alguien que es posiblemente responsable de la muerte de uno de sus hijos, lo hace tan perfectamente que el otro no sólo no nota nada sino que queda muy satisfecho”
“Ishiguro y Kawawata son escritores que reflejan situaciones de decadencia, del fin de una manera de entender el mundo”
“El drama de este mayordomo es que adopta acríticamente una perspectiva de sumisión absoluta”
“Me parece significativa la importancia que Stevens da a que nadie entre en su cuarto porque, como explica, es allí donde puede dejar a un lado su máscara”
“También es muy significativo que el protagonista niegue a su antiguo amo después de haberle sido leal durante décadas”
“Pero es también un personaje muy tierno: intenta desempeñar su papel en el mundo lo mejor posible y no se da cuenta de sus propios sentimientos y contradicciones. No reconoce, por ejemplo, la profundidad de sus sentimientos hacia Miss Kenton”
“No está acostumbrado a situaciones de igualdad, siempre se comporta con sumisión”
“Y solo se atreve a ser el mismo en presencia de otros criados de su categoría. Y cada vez está más solo”
“Sí, está solo. Es un hijo de la era victoriana y renuncia por su propia decisión a unir su vida con una mujer. Representa el fin de una era en todos los sentidos. Cuando habla con otra gente se nota perfectamente el contraste entre su inglés de Oxford y el modo de hablar de los otros, más campechano”
“Y al final hemos hablado poco del amor entre Stevens y Miss Kenton”
“Bueno, así dejamos algo por desvelar”

viernes, 25 de noviembre de 2016

Sobre el 8 de noviembre: Japón en el tablero

En las dos últimas lecturas del año encontramos a dos japoneses, Kawabata en el comentario de noviembre e Ishiguro en diciembre. El maestro de go de Kawabata gustó, aunque los tertulianos esperaban otra cosa. No se puede considerar ficción pura, donde el autor puede reformular a su gusto el universo de los personajes, pero tampoco es periodismo stricto sensu. ¿Qué es entonces? Vamos con el análisis de la obra.

Reflexiones sobre el honor
“Yo había leído La casa de las bellas durmientes y me ha parecido que el autor se recrea en temas parecidos, sobre todo en la vejez y la decadencia”
“Hay un tercer tema que es predominante. En todo el libro hay una especie de sobreentendido sobre lo que es el honor. Los actos y actitudes del maestro o de Otake, su oponente, son un ejemplo práctico de cómo entienden los japoneses el honor”
“A mí ese trasfondo se me escapa un poco”
“Yo te recomendaría que leyeras El crisantemo y la espada, de Ruth Benedict, que es una antropóloga que analizó la cultura japonesa. Recuerdo que ya hablamos de ella a propósito del libro de Mishima que comentamos también aquí”
“En la obra se refleja un cambio inevitable, que está representado por la decadencia del maestro”
“Realmente en el libro se explica como el maestro se adapta mal a los cambios, cómo está acostumbrado a ciertos privilegios…”
“Y Otake, más joven, se adapta mejor”
“El personaje principal es, de lejos, el maestro. Otake está apenas esbozado”

Prosa minimalista
“Las descripciones de elementos como plantas, árboles y flores son pequeños oasis en medio de un texto un poco árido porque todo transcurre entre cuatro paredes. Son, literalmente, ventanas”
“Es una prosa muy contenida, muy reflexiva”
“Pero con descripciones preciosistas”
“Estoy de acuerdo. Por otro lado, es evidente que el autor se aleja voluntariamente del lirismo”
“Su prosa es de una gran delicadeza y de mucha calidad”
“En La casa de las bellas durmientes, el equivalente de esas descripciones de detalles de naturaleza son las descripciones de detalles de la anatomía de las mujeres dormidas. Estas descripciones son un alivio frente a los ambientes opresivos de estos relatos tan amargos”
“Bueno, hay algunos momentos divertidos, como cuando habla del caso de un americano que juega al go sin esforzarse y a quien no le importa perder, y de lo mucho que le sorprende esa actitud”
“A mí me cuesta entender estas novelas, me quedo fuera. Vargas Llosa decía en el prólogo de la edición que leí de Las bellas durmientes que se nos escapan muchas cosas cuando leemos novelas japonesas. Ponía como ejemplo una, no recuerdo cuál, que acaba con una mujer cocinando un pescado. Después de tanto sufrir, ¿acaba así la historia? Ese final lo dejó desconcertado hasta que se enteró de que el pez que cocinaba es venenoso. Esa mujer se estaba suicidando”

El Go: juego y alegoría
“Hablando de supuestos implícitos. Yo creo que el autor hace una analogía entre el go y un combate bélico”
“Esto último tendría bastante sentido. El torneo de go que describe se desarrollaba simultáneamente a la guerra de Japón con China que desembocaría en la Segunda Guerra Mundial”
“Hay un capítulo muy hermoso en el cual Kawabata tiene que mediar entre el maestro y Otake para que la partida continúe. Allí se ve como ambos contendientes rivalizan en dignidad. Al menos así me pareció que lo reflejaba el autor. El mensaje implícito es que debemos preservar la dignidad como un tesoro”
“El reconocimiento de los méritos del contrincante es también una parte muy importante de la dignidad: un ejemplo se encuentra en los capítulos finales del libro, cuando el maestro reconoce la maestría de Otake en su jugada clave”
“Yo creo que el maestro podría ser una personificación de los valores del Japón tradicional”
“Entonces pudiera ser que Otake representara al Nuevo Japón, el gobierno fascista que metió al país en la guerra. No olvidemos que otro jugador dice de Otake que su juego tiene energía oscura”
“Y sin embargo la guerra ni siquiera se cita en el libro”
“Para mí es una alegoría clara”