jueves, 28 de diciembre de 2017

Cartel 2018: volvemos a viajar

Después de un 2017 tranquilo, con clásicos de aquí y pocas escapadas fuera de Europa, tendremos de nuevo un año movidito. Con el cartel 2018, los novelantes iremos y volveremos a México y África, pasaremos por Grecia y el Caribe y llegaremos hasta a Australia. Idas, venidas y siempre buena literatura, ¿nos acompañas?
  • 09/01 Aventuras y humor: Rosa Montero, La hija del caníbal
  • 13/02 Adiós utopía, hola distopía: J.G. Ballard, Milenio negro
  • 13/03 Miniatura: Robert Walser, El paseo
  • 10/04 Agonía africana: Chinua Achebe, Todo se derrumba
  • 08/05 Australia profunda: Peter Carey, La auténtica historia de la banda de Kelly 
  • 12/06 Revolución en el Caribe: Alejo Carpentier, El siglo de las luces
  • 10/07 Esclavitud: Yaa Gyasi, Volver a casa
  • 11/09 Detectives literarios: Roberto Bolaño, Los detectives salvajes 
  • 09/10 Llega Jaritos: Petros Markaris, Noticias de la noche
  • 13/11 El espejo vasco: Fernando Aramburu, Patria
  • 11/12 México lindo: Don Winslow, El cartel


martes, 19 de diciembre de 2017

Sobre el 12 de diciembre: Tiempos modernos

Este mes un libro de cuentos y novedad editorial: El número 11, de Jonathan Coe. La verdad es que sorprende por su calidad. La nota, un sobresaliente, por aclamación. Lectura altamente recomendable, que agradecimos mucho al novelante que la propuso.

Otro libro de cuentos
“Este año ha habido muchos libros de cuentos: Capital de la gloriaEl rey blanco, Los propios dioses... ¿Qué es lo que distingue a El número 11?
“Bueno, es un libro de cuentos que están relacionados entre sí por los personajes, aunque cada uno se podría leer de una manera independiente”
“Son cuentos que se ordenan cronológicamente hasta desembocar en el último, que reúne todos los hilos, más o menos”
“Los personajes se van repitiendo de un cuento a otro, van evolucionando”
“Son personajes muy humanos”
“Pero no podemos olvidar la idea que da coherencia a todo el volumen, que es un intento del autor de reflejar la vida cotidiana del siglo XXI, más concretamente la vida cotidiana en Gran Bretaña”
“El primer cuento, La Torre Negra, se sitúa cronológicamente en el 2003”
“Pero hay un preludio, o algo parecido, que empieza en 2001, se sabe por la referencia al atentado de las torres gemelas”
“El inglés de Coe es muy fluido y muy claro, se agradece al leer el libro, es fácil de seguir”
“Es un buen creador de atmósferas. Sabe también copiar estilos. En el cuarto cuento copia con mucha exactitud el estilo que se usa para escribir en Twitter, crea una entrada en un blog… que, por cierto, es muy interesante…”
“El último cuento acaba con justicia poética”
“Es un autor muy bueno introduciendo elementos nuevos, elementos que luego igual son colaterales, que no sabes qué importancia tendrán luego”

Los cuentos, uno por uno
“El primer cuento, La torre negra, destaca por el ambiente misterioso y cómico a la vez en el que se desenvuelve”
“Y luego, al final habla de temas sociológicos, de neoesclavismo que vivimos en nuestros días, es un giro que me sorprendió y que introduce muy bien”
“Es muy de agradecer una reflexión literaria sobre la actualidad que vivimos. La pérdida de inocencia en la sociedad británica sería el hilo conductor y en cada uno de los relatos se van introduciendo reflexiones puntuales sobre sus manifestaciones”
“¿Cuál sería para vosotros el mejor cuento?”
“Tengo dudas sobre si elegir el La torre negra o el siguiente, el cuento protagonizado por Val Doubleday”
“Ese fue precisamente el cuento que más me gustó, el de la cantante que acaba en la isla de los famosos, cómo describe la manipulación en los realitys y la inquina que sueltan algunos en las redes sociales”
“Luego está El jardín de cristal, que también crea una atmósfera mágica”
“De una manera muy sutil, construye un personaje que parece amable, con obsesiones simpáticas, inofensivas, y resulta ser un indeseable, porque se deja llevar por esas obsesiones de una manera muy egoísta y acabas pensando que al morir tiene su merecido”
“Aquí introduce otra reflexión interesante sobre el estado del bienestar y quienes lo añoran y de qué manera tan natural lo hace, a través de la esposa del personaje, que traza una explicación de profundo valor sociológico que resulta perfectamente coherente con lo que ella es, no chirría en absoluto”
“Tiene muchísimo talento”
“No solo introduce muy bien las reflexiones a través de personajes y situaciones creíbles, muy verosímiles. Las condensa de una manera magistral, qué capacidad de síntesis, qué esfuerzo de contención ha tenido que hacer"
“¡Y además  las cuela con notas de humor!”
“El cuento Nate de la Comisaría es el más humorístico”
“Aquí es donde se introduce otra reflexión muy interesante sobre el humor político, a través del post que decía antes”
“Pues a mí no me pareció especialmente divertido ese cuento, entendía dónde estaba la gracia, claro, pero no me parecía gracioso”
“Es una pequeña sátira de esos libros de superdetectives como Holmes y Poirot”
“El último cuento resume un poco todos los demás”
“Y sale el que para mí es el verdadero número 11, al que se refiere el título de la obra, el número 11 de Downing Street”
“También sale un subterráneo número 11…”
“Y al final se descuelga con una araña gigante, que es la excusa para escribir el cuento, aunque para mí el cuento trata esencialmente de describir cómo vive la clase de los muy ricos en nuestros días, diseccionados por sus actos y por un asesor fiscal que le explica a la protagonista las debilidades de sus clientes”

jueves, 23 de noviembre de 2017

Sobre el 14 de noviembre: universos paralelos

El de este mes era un autor muy popular y casi podríamos calificarlo de superventas en el mundo de la ciencia ficción literaria. Quizá por eso en la tertulia se hablo mucho del autor y de su obra en general y no tanto del libro. El resultado fue una conversación muy fluida, muy distendida y un poco difusa  sobre Los propios dioses y el propio Isaac Asimov.

Cuentos interconectados
“A mí el cuento de este mes me ha parecido muy raro, muy artificioso y muy abstracto. La división de los personajes entre Racionales, Paternales y Emocionales me recordaba a la teología”
“Bueno, pero eso puede que sea aplicable al cuento central, pero desde luego de ninguna manera a todo el libro”
“No entiendo, si sólo hay un cuento…”
“A ver, déjame ver el libro”
(Después de inspeccionarlo y hojearlo) “Escucha, veo que te has traído una versión incompleta del libro, una versión en la que sólo consta el cuento central de los tres que forman la novela”
“Pues es el libro que me ha dado la biblioteca, la versión que publicó El Periódico de Cataluña
“Por lo que se ve, esa versión no es completa. Es una lástima que no hayas podido leer la versión íntegra porque son tres cuentos pero que han de leerse juntos porque conforman una sola historia”
“¿Y cuáles son esos cuentos?”
“Esa es otra: El primer cuento se llama “Contra la estupidez”, el segundo “Los propios dioses” y el tercero “Luchan en vano”. Los tres forman una sentencia de Schiller: “Contra la estupidez los propios dioses luchan en vano.”
“Por cierto, pido disculpas por recomendar un libro tan tonto”
“No, no, si no es tonto en absoluto”
“¿Y no creéis que es quizá una lectura para adolescentes?”
“No, no, tampoco”
“Yo me lo he pasado pipa”
“Que sepáis que en su día ganó los dos premios más importantes de la ciencia ficción, el Hugo y el Nébula. Creo que fue la primera novela que lo logró”

Un escritor muy productivo
“Yo de Asimov he leído poco, principalmente su historia de los Estados Unidos de América, y no me pareció gran cosa”
“Y sin embargo ha vendido mucho”
“Pero no es un gran literato, es un literato que ha vendido mucho”
“En realidad, las revistas de ciencia ficción lo usaban de “gancho” para atraer lectores”
“Era un escritor poco exigente. Aceptaba todos los cambios que los editores hacían a sus cuentos, ya que decía que en general los escritos salían beneficiados”
“En una nota a uno de sus cuentos dice que a partir de aquel escrito en concreto había podido vender todo lo que había escrito posteriormente. En total más de 500 escritos entre cuentos, novelas y obras de divulgación científica”
“¿Y cuál era su truco?”
“A él lo que le gustaba, y así lo decía, era escribir historias de detectives pero ambientadas en escenarios de ciencia ficción y si te fijas en todos sus escritos de ficción se plantea un problema que los protagonistas, bastante estereotipados, pero en general simpáticos, acaban resolviendo”
“Lo que pasa es que a mí se me hace muy repetitivo porque en todos sus libros va repitiendo una y otra vez los mismos temas: robots, imperio galáctico, psicohistoria…”
“Eso es lo que para mí hace interesante el libro que he propuesto este mes”

Peculiaridades de Los propios dioses
“¿Y por qué propusiste este libro precisamente?”
“Por su manera tan peculiar de tratar el tema de los extraterrestres, es algo que no he visto en ningún otro autor, y lo curioso es que está basado en la ciencia”
“Pues yo precisamente con la ciencia me hacia un lío, que si el tungsteno, los neutrones y protones, la fusión nuclear, los universos paralelos…”
“Yo te recomiendo que leas El universo. Fue su primer libro de divulgación científica y aunque sólo sea una historia de la astronomía, si lo lees encuentras la base científica de toda la ficción que había escrito”
“A mí lo que me resulta inexplicable es que el libro empiece por el capítulo 6”
“Recuerdo que en la introducción de la primera edición del libro en español, el autor explicaba que el libro empieza en el capítulo 6 a causa de una apuesta, pero vamos, que en realidad todo se desarrolla según los cánones, empieza con un capitulo 6a sigue con el capítulo 1, luego hay un capitulo 6b y así va avanzando el texto hasta que llega al capítulo 6 propiamente dicho, el que está después del capítulo 5, vaya  y sigue la narración con toda tranquilidad y sin más alteraciones”
“A mí me llama la atención que, en el cuento central, los seres blandos no sepan que ellos son los propios seres duros”
“Es que todo el cuento se basa en eso. Yo creo que se da bastante razón de todo”
“Ese cuento representa un gran reto para el escritor porque por un lado el lector ha de comprender la acción, pero por otro, el escrito no ha de dar elementos concretos no imprescindibles porque la acción transcurre en un universo con propiedades físicas distintas del nuestro”
“Para mí es el mejor de los tres cuentos”
“Yo quisiera resaltar que en este libro por fin las relaciones están sexualizadas. Eso no es típico de Asimov. En sus cuentos casi no hay personajes femeninos”
“Bueno, está Susan Calvin, la robotpsicóloga, de sus cuentos de robots”
“Cierto, Susan Calvin se presenta en un cuento en el que era necesario un personaje femenino y el autor conservó el personaje. Pero en la mayoría de los cuentos Susan Calvin es un personaje muy masculinizado”
“En esta lectura me ha parecido que el primer cuento no es que esté muy acabado”
“No estoy de acuerdo. Yo creo que en ese cuento tiene un buen final, porque por fin el personaje de Lamont muestra su lado más humano, su ambición frustrada”



martes, 24 de octubre de 2017

Sobre el 10 de octubre: contando la guerra

Parecía que no convencía el libro de este mes, seleccionado por ser el autor Premio Nacional de las Letras y traductor de uno de los favoritos de la tertulia, Turguénev, pero al final surgieron dudas que avivaron la charla y dejaron con ganas de más. Vamos con el comentario sobre Capital de la gloria, de Juan Eduardo Zúñiga.

¿Mal gusto?
“He leído el libro entero pero no he sido capaz de quedarme con una idea global sobre él”
“A mí me ha pasado lo mismo”
“Siendo como es el tema la guerra civil española no me parece adecuado tratar el tema a través de una serie de cuentos, como hace el autor, me hubiese parecido más conveniente plantearse una novela corta”
“Pero a veces la estructuración en cuentos funciona bien, por ejemplo en la obra que leímos este año, El rey blanco
“Sí, pero en los cuentos de El rey blanco se van repitiendo los mismos personajes, lo cual da coherencia a la obra porque te permite profundizar en la personalidad y actos de los protagonista, en este caso, al ser los cuentos auto conclusivos, apenas te da tiempo a encariñarte con los personajes que estos ya se despiden”
 “A mí lo que me parece peor es que el autor adopta una mirada muy prejuiciosa sobre los personajes femeninos de la obra”
“Es cierto, todas sus mujeres tienen una libido muy exagerada. Fijaos que en el primer cuento se llega a la exageración de que la protagonista llega a salir del refugio durante una alarma por bombardeo por la promesa de un polvo”
“Quizá lo que pasa es que quiere sugerir que el peligro de sufrir una muerte violenta aumenta los deseos de disfrutar de la vida”
“Puede ser que el autor quiera sugerir eso. Pero en ese caso considero que la sugerencia es muy grosera y, como no lo dice explícitamente, no podemos saber si eso es lo que quería decir”
“Hay que tener en cuenta que, como dice la contra del libro, el autor vivió la guerra”
“Pero cuando la guerra el autor era un niño, nació en el 29, o sea que cuando la guerra acabó él sólo tenía diez años, lo que no es mucho, posiblemente no tenía la edad para comprender totalmente a los adultos que le rodeaban”

¿Demasiados cuentos?
“Yo hasta el tercer cuento no me di cuenta de que no era una novela, pensaba que el autor simplemente estaba abordando el mismo problema desde ángulos distintos”
“Quizá es porque los cuentos de Zúñiga no “cierran” bien. Con la excepción de “Viaje a París”, el cuento que me parece más redondo, más acabado y sugerente, tampoco cierra, porque no lo necesita”
“A mí el cuento que más me gusto fue el que tiene como uno de sus personajes a Gerda Taro”
“Bueno, es, con diferente, el más largo del libro y yo lo encuentro un poco deslavazado, aunque me gusta que cierre el libro ese paseo por Madrid y que luego llega el último cuento, muy breve”
“Y muy diferente a todos los demás, un baño de realidad, de guerra. Con un final muy contundente”
“Sí, escapa de la tónica general, no cuadra mucho con los demás, porque si os fijáis, los otros se ordenan según una cronología, el primer cuento se supone que es al principio de la batalla por Madrid y el de Gerda Taro se ambienta ya en la víspera de la rendición”
“Me gusta que haya escogido este cuento para cerrar, hablando con contundencia de lo que significa la guerra y no siguiendo el criterio cronológico que dices. Cerrar con ese cuento, seguir  ese plan, contradice lo que habíamos comentado antes sobre el tratamiento de la guerra”
“Me sigue pareciendo que el autor no se dedica a lo realmente importante, sino a menudencias y hasta cierto punto escamotea el nudo de lo que significó la guerra”
“Bueno, hay que tener en cuenta que él hace una elección estética muy clara y ese escamoteo también es parte de su elección”
“A mí se me plantea la duda sobre si estos cuentos, siendo auto conclusivos, siguen un plan, una estructura o el libro es el producto de una simple yuxtaposición”
“A mi entender estos cuentos han sido escritos siguiendo un plan maestro”
“Bueno, visto que la crítica literaria nos dice que con el libro de este mes se cierra la trilogía sobre la guerra civil española creo que podemos asumir que sí que se sigue algún tipo de plan maestro”

¿Objetos fetiche?
“Querría preguntaros por qué creéis que suele haber un objeto valioso en cada cuento, las sortijas, una pulsera, un reloj, un lápiz plateado…, parece que los escoge como elementos conductores de la trama”
“Bueno, pudiera ser que necesite esos objetos como detonantes de su imaginación, como elementos aglutinadores alrededor de los cuales se vertebra el cuento”
“Podría ser, pero creo que hay algo más, me parece curioso que les de tanta importancia. Como el sexo, también muy presente en los cuentos, son accesorios, pero los convertimos en necesarios y en tiempo de guerra parece que lo sean aún más”
“Sí, parece que el autor se plantea que esos objetos fetiche son anclajes que unen a los personajes con las realidades de antes de la guerra”
“Bueno, no sé lo que pensaba el autor sobre esto pero considero que la verdad debe estar flotando entre estas dos últimas explicaciones”

martes, 26 de septiembre de 2017

Sobre el 12 de septiembre: Doble fracaso

Este mes comentamos otra novela del siglo XIX, Jude el oscuro, de Thomas Hardy. Y lo hicimos con una pregunta en la mente, ¿por qué hay tantos clásicos de la literatura en ese siglo en concreto? La novela pasó el examen con nota, gustó a todos y fue el inicio de algunas interesantes reflexiones. Esperamos que el resumen os guste.

Una novela amarga
“El autor hace un repaso a la sociedad de su época y su balance no es agradable”
“¿Por qué propusiste esta obra?”
“Es una novela muy significativa y novedosa para su tiempo. Y a pesar del buen oficio del autor este suele ser dejado de lado en beneficio de otros escritores de su tiempo, esos sí, definitivamente consagrados”
“Yo tenía reparos a la hora de proponer la novela porque la recordaba como muy amarga,  al leerla he visto que aún lo era más de lo que yo recordaba”
“El autor carga mucho las tintas, sobre todo con la muerte de los hijos de Sue”
“Sí, para mí el suicidio del “viejo padre tiempo”, con el asesinato de los hijos de Sue incluido, no está bien resuelto. Es muy brusco, no hay nada que hiciera preverlo”
“Es quizá el capítulo más duro de todo el libro”
“Sí, pero sirve para justificar el cambio de actitud de la madre”
“Quizá el libro está demasiado alargado”
“Es que siendo una novela de tesis, el autor necesita todos los detalles para exponer extensamente su punto de vista”

Personajes atormentados
“El autor hace sufrir tanto a sus personajes que uno no sabe si lo que quiere es lanzar una diatriba contra la institución del matrimonio o advertir de que lo adecuado es que la gente se case para evitar males mayores”
“A mí se me ha hecho demasiado larga. Es como si fuesen dos novelas en una, la primera sería todo lo que ocurre hasta que Jude y Sue deciden vivir juntos y la segunda la historia de lo que pasa cuando ya están juntos”
“Sí, a partir de la aparición del hijo de Jude y Arabella es como si fuese otro libro”
“Arabella es, precisamente, un personaje que ayuda mucho a que la trama vaya hacia delante”
“Yo la encuentro muy malvada, quizá hasta la exageración”
“Yo considero que Arabella no es que sea exactamente malvada, es egoísta y sólo piensa en su propio beneficio, eso sí. Pero es un personaje perfectamente adaptado al mundo en el que vive, dentro de su idiosincrasia”
“Los personajes del libro son casi paganos, la moral cristiana les resbala”
“El autor trata a la iglesia como el enemigo a abatir, para mí es una postura muy exagerada”
“Es un libro que se escribió bastante después de la publicación de la obra de Darwin y yo creo que eso se nota en algunos párrafos. Para mí el libro trata sobre todo del sentido de la vida y en ese tema Hardy es profundamente nihilista”
“También se comentó mucho en la época la manera en que se trataba en la obra el tema de la muerte de los animales”
“¿Por qué?”
“Para mí, el autor prefigura la postura vegana, por ejemplo en el libro se muestra como Jude es incapaz de matar al cerdo mientras que para Arabella eso no tiene nada de particular. Sue deja escapar a los pichones para que nadie los mate, eso ayuda a delimitar a los personajes.
“Esa sensibilidad especial hermana a Sue y Jude”
“Ya lo comenta Phillotson, otro de los personajes importantes del libro”
“Phillotson es precisamente un personaje controvertido. Aunque en un principio tiene una postura bondadosa hacia Jude y Sue hacia el final demuestra cierto fariseísmo porque por debajo de las apariencias actúa por unos intereses que no confiesa y de una manera muy clara en su propio beneficio y para recuperar la posición social que había perdido al dejar marchar a Sue”
“Yo tengo una pregunta, ¿es creíble que Jude y Sue sufran tanto rechazo por el hecho de no casarse?”
 “Sí, para mí sí que es creíble si se tiene en cuenta la época en la que la novela fue escrita”

Mujeres y hombres
“El autor describe físicamente a las mujeres pero muy raramente a los hombres. Me me costó creer al principio de la novela que Arabella fuera a por él de esa manera. No había descrito lo suficiente su físico, solo había contado rarezas, no parece que vaya a atraer a una mujer así”
“El autor es más coherente con las mujeres que con los hombres. Hace mejores retratos de las mujeres”
“La viuda Edling por ejemplo es un personaje entrañable”
“Y la tía de Jude, sin ser un personaje agradable, es coherente, una mujer con carácter”
“Es la tía la que le cuenta que los matrimonios en su familia son desgraciados y en parte influye en que Jude y Sue no se casen”
“Y es principalmente debido a que no se casan que sufren el rechazo de la sociedad. Acaba siendo trágico pero a ratos es divertido, como cuando les impiden acabar de pintar una iglesia"

Y después de Jude, el silencio
“La novela está inspirada en la historia de un amigo de Hardy que se suicidó porque le denegaron la entrada en Oxford”
“Si ahora la entrada en Oxford es difícil, a finales del siglo XIX debía de ser mucho peor”
“Es que la sociedad inglesa es clasista, el autor critica las dificultades para acceder a la universidad y apunta que ya en aquella época se estaba empezando a crear becas”
“Quizá el mismo autor quiso entrar en Oxford… pero parece que se ganaba la vida como arquitecto, de manera bastante similar a como se la ganaba Jude en el libro”
“¿Qué es lo que irritó tanto a los lectores?”
“Según sabemos la publicación del libro fue bien mientras se hizo por entregas y con los capítulos convenientemente expurgados pero cuando apareció el libro íntegro y sin ningún recorte fue muy criticado. A partir de eso Hardy se dedicó a la poesía y no volvió a escribir ningún libro largo”
“Ah, pues si fue un éxito publicado por entregas no me extraña, porque esto, en el fondo, es un folletín. Es que las novelas de tesis son difíciles. Si tienes que retorcer el argumento, ya no es creíble, como esta novela. ¡Yo estaba deseando ya que se murieran ya los dos!”

miércoles, 19 de julio de 2017

Sobre el 11 de julio: Testimonio

Acierto al escoger el libro. A pesar de las duras vivencias que se reflejan en la novela de este mes, Hermanos de sangre, de Ernst Haffner, fue muy elogiada por todos y por muchos motivos. Ludwig y Willi se convirtieron por unos días en héroes para nosotros. El resto de la banda nos interesaba y seguíamos sus andanzas con atención. El final nos encantó. Nos costaba encontrarle defectos y nos encantaba rememorar los mejores pasajes de la novela. Una delicia, vaya. Vamos con los detalles.

Literatura degenerada
“Me ha gustado mucho”
“Prácticamente no le encuentro defectos”
“Los personajes son muy verosímiles y las acciones también”
“Me ha sabido mal no leerlo en alemán”
“Suerte que tienes de saber alemán. El resto nos tenemos que conformar con la traducción”
“En su día los nazis quemaron el libro por considerarlo “Literatura degenerada”
“Pero si está muy bien escrito”
“Es que para los nazis lo “degenerado”, en este caso, era explicar las miserias de la gran nación alemana”
“A mí me gusta mucho el libro porque explica las acciones de los personajes sin juzgarlas, en el libro no hay moralina, en un contexto en que sería muy fácil hacerla”
“En lugar de moralina, en el libro yo encuentro moralejas”
“¿Y cuáles son esas moralejas?”
“La primera que se me ocurre es que es necesaria la solidaridad para encarar las situaciones difíciles y la segunda que hay que conservar la dignidad hasta en las peores circunstancias”

Empatía y comprensión
“En el libro hay episodios que son memorables, por ejemplo, para mí, hay un gran momento cuando se describe el viaje que hace Willi debajo del tren”
“Yo me divertí mucho con el episodio donde se explica que Olga la Silesia se acuesta con los que no pagan y se explica que los jóvenes siempre vienen con el dinero para no tener que acostarse con ella”
“A mí me gusta mucho la ternura que todo el libro rezuma respecto a los niños sin casa
“Hay empatía también, comprendes perfectamente las situaciones y los sentimientos y esto es fruto también del buen hacer literario del autor, empatía hacia todos los personajes, incluidos los policías”
“Cuando se ven obligados a detener a Willi y a Ludwig, como lector comprendes perfectamente que preferirían no detenerlos”
“También trata muy bien a Ludwig el policía que lo acompaña en el traslado de la prisión al reformatorio, aunque al final se escapa”
“Era una consecuencia de la situación en la que se encuentra Ludwig”
“El autor del libro era asistente social y demuestra en la práctica las cualidades que se necesitan para ejercer esa profesión: empatía, comprensión, objetividad, acercarse a los hechos sin ideas preconcebidas, me ha sorprendido verlo en una novela de los años 30. Debería haberme dado cuenta de que no hace tanto de eso”
“En esa época había un pensamiento muy avanzado”
“Leyendo el libro se comprende perfectamente lo que es no tener techo en un país frío, donde hasta se abrían refugios “calientes” para que se refugiaran quienes no tenían donde ir”
“La miseria galopante que reinaba en Alemania se refleja en la idea de negocio de Ludwig y Willi, en que fuera rentable comprar zapatos viejos, remendarlos y volverlos a vender”
“Sí, todo el mundo les abre la puerta porque prometen dinero por zapatos viejos”

Credibilidad
“Seguramente el autor conocía de primera mano esa miseria por su profesión”
“El libro respira verdad, si tuviera que buscarle alguna falta sería que Ludwig y Willi son demasiado rectos, demasiado buenos, aunque, por otro lado, es su historia la que te engancha a libro, la que supone un rayo de esperanza, un asidero, este libro tiene asideros que hacen que puedas leerlo a pesar del ambiente tan duro que retrata”
“Aunque hay un episodio, el del Silhouette, que me resulta menos creíble que el resto, su forma de rechazar tan tajantemente la prostitución, con una sola frase. Tan solo dicen que esos hombres que los habían deslumbrado con su elegancia, son unos alfeñiques sin ropa, sienten asco”
“¿Te parece poco? ¡A mí me parece suficiente!”
“No sé, me falta el “toque de verosimilitud” que lo haga tan convincente como cuando rechazan robar porque ven que roban a gente pobre: han visto que en uno de los monederos hay una tarjeta del paro. En el episodio del Silhouette me falta algún detalle como ese que lo haga más creíble”
“Sí, para mí el Silouete es un ambiente que el autor conoce menos”

Doble final
“Y el libro acaba en un doble final, por un lado, Ludwig y Willi saliendo de los ambientes de bandas y, por otro, la banda en sí, los pocos componentes que vuelven a unirse después de la detención policial, ya convertidos en delincuentes juveniles”
“Pero la banda que se reconstruye al final ya no tiene nada que ver con la banda primera”
“Es cierto, prácticamente es solo Fred, el más profesional como ladrón, que ya lo ves desde el principio el más despiadado y va dando pistas a lo largo de la novela, porque Jonny, el jefe, sigue detenido, ¿no?”
“Sí, fíjate que en el libro no hay casi descripción física de los personajes, pero hay dos o tres párrafos al inicio, cuando los describe mientras duermen en un almacén, que prefiguran el final”

viernes, 23 de junio de 2017

Sobre el 13 de junio: Rancio abolengo

Será porque la reunión se celebró un martes y 13 pero la valoración de la novela de este mes, Mort de dama, de Llorenç Villalonga, no fue uniforme. A unos gustó mucho, a otros no tanto. Aunque hay una teoría acerca de por qué esto fue así, os invitamos desde aquí a ayudarnos a desentrañar el misterio con vuestros comentarios.

Ajustes de cuentas y críticas
Yo lo que no entiendo es por qué el autor añade las poesías de Aina Cohen como apéndice. Entendería que quisiera ponerlas si fuesen muy buenas pero si ya las critica por malas y las escribe para demostrar que son malas, la verdad es que no entiendo para qué las pone entonces”
“Es posible que haya un tema de ajuste de cuentas con alguien que el autor conoció en el mundo real, que el personaje de Aina Cohen sea la imagen de una persona que históricamente existió”
“Sí, yo creo que en el libro hay muchos ejemplos de eso”
“Y en la novela Bearn o La sala de muñecas, del mismo autor y que sigue cronológicamente a esta, el personaje de Aina Cohen vuelve a salir y no veas cómo ha acabado. Todos vuelven a salir y se les vuelve a criticar muy fieramente”
“Bueno, en realidad el autor critica a todos los personajes, no se salva ninguno”
“Sí, pero yo creo que es una crítica no exenta de una cierta simpatía, de ternura”
“¿Qué quieres decir?
“Que es una mirada comprensiva, crítica, pero comprensiva. Es una sociedad que parece odiar pero no puede evitar amar y, como lector, tú decides, te deja margen, son retratos con matices, sutiles. Hay novelas que no dejan títere con cabeza, que no dan tregua, esta novela no es así, por eso me ha gustado”

Esperpentos y clases sociales
“Es un esperpento. Pero sin el lenguaje florido tan típico de Valle-Inclán”
“No me ha gustado tanto como la primera vez que lo leí”
“Se me ha hecho un poco larga aunque no tenga muchas páginas”
“Es un libro para disfrutar cada capítulo. El autor pone mucho énfasis en los momentos singulares. Hay poca continuidad entre un capítulo y el siguiente, hay mucha ensoñación, como esos estados inducidos por la morfina de Obdulia. Quizá por eso no os gustó, desde luego, no hay mucha acción”
“Describe un mundo provinciano y pacato”
“Hay mucha ironía y sarcasmo”
“Para mí salta demasiado de un personaje a otro”
“Recuerda a Buñuel y sus películas de crítica de la pequeña burguesía”
“Sí, ¡es verdad! ¿Te fijaste en que se centra mucho en las reuniones? El núcleo del libro son las reuniones sociales de la época y como se van desarrollando.
“Y también es curioso que los entierros sean descritos como grandes eventos sociales y cómo se permite en ellos que se mezclen las clases sociales”
“Sí, como citas de encuentro entre las clases altas y las bajas”
“También se describe ya el turismo como un fenómeno disgregador de la sociedad tradicional”

Uso de localismos
“A mí me hizo mucha gracia que el autor usase el artículo salado en los diálogos, pero no en la narración”
“Uf, el mallorquín, hay muchos localismos, me ha costado, tenía un diccionario siempre a mano”
“Pues yo lo he disfrutado mucho, me daba igual no entender algunas palabras”
“Había algunos elementos en Villalonga que me recordaron al Cabré de La Teranyina o Señoría. Quizá porque ambos describen la sociedad tradicional. ¿Sabéis si Cabré se inspiró en Villalonga”
“A mí me parece que no tienen nada que ver”
“Se parecen, por ejemplo, en cómo usan el recurso narrativo de intercalar diversos diálogos y de saltar entre escenas y personajes. En Villalonga esos saltos no parecen algo planificado, forman parte de su manera de narrar, Cabré los depura y los llena de significados. Ah, y las campanas, como elementos que ordenaban la vida, esas campanas de Cabré que tanto me gustan, también las he visto aquí”