domingo, 15 de marzo de 2009

Sobre el 10 de marzo: Stieg Larsson


“Bueno, qué, ¿os ha gustado más de lo que pensabais?” Respuesta unánime afirmativa y contundente. “Me compré la edición en inglés, que era más barata, porque tenía miedo de que no me gustara.” A pesar de todos los temores, nos gustó “¿Y os compraréis el segundo?” Respuesta unánime afirmativa y contundente. “¡Dicen que es mejor que el primero!”
¿Qué tendrá Los hombres que no amaban a las mujeres que nos ha enganchado tanto? No lo descubrimos. “A mí me sacó de quicio en ocasiones, cuando Bloomkvist describe por ejemplo los programas que utiliza, parece que le esté haciendo un favor al programador, y llegué a perder la paciencia con tantos sandwich y cafés”. Ya, pero… “Ni estilísticamente ni en otros aspectos me convence, le encuentro muchas pegas, la veo forzada en general, poco trabajada, quiso meter demasiadas cosas. Partió de una idea general intentando dar lecciones de periodismo, denunciar la violencia de género, criticar el Estado sueco… Y lo mete todo sin cuidado. Le he encontrado muchos defectos, pero engancha”. “Es innegable que domina la típica técnica de los bestsellers de engancharte con un tema, dejarlo por otro hasta que alcanza punto culminante y volver al anterior. A mí me desespera, pero aquí está bien llevado.”
¿Serán los personajes? “El gran personaje es Salander, está muy bien dibujado”. “Sí, porque Bloomkvist, no sé cuánto tiene tanto tiempo de investigar, entre tanto tomar café y follar… De todas maneras, a mí no me lo parece tan bien dibujado el personaje de Salander, no me parece pillado por los pelos lo que tiene que ver con su actividad de hacker, pero sí todo del final, cuando se va a Suiza, hablando no sé cuántos idiomas, me parece una ida de la olla.”
Discutimos la inclusión en el género negro de la novela, hubo ciertas discrepancias. “Para mí no se corresponde con el género negro codificado que tengo en la cabeza, la veo rollo Miss Marple o Sherlock Holmes”. “No esto de acuerdo. Hay mucha denuncia en esta novela, y no sólo de la economía, también del supuesto Estado del bienestar sueco, como lo que cuenta del asistente social y la denuncia social es típica de la novela negra, en este sentido, está emparentada con Chandler y Hammet. A mí me parece una novela negra, de manual, pero actualizada.” Efectivamente, estuvimos de acuerdo en que Stieg Larsson dio en el clavo, supo actualizar el género: “Denuncia económica, denuncia social, hackers, una mujer que se rebela contra el sistema…”
Aunque como saben todos los aficionados al género, no fue el primero. La novela negra que más se lee en el mundo es la nórdica. Hablamos del origen del fenómeno, una pareja de escritores suecos, Maj Sjöwall y Per Wahlöö, que popularizaron el género en el país a mediados de los años 60. Pero ¿y los motivos? “La visión que da Larsson es angustiosa, yo no creo que la vida en Suecia sea como lo que refleja, no creo que sea un retrato fiel. Es una denuncia, pero que viene de una sociedad mucho más combativa, no quiero ni pensar qué pasaría si se ambientara en Italia o España. A mí me parece irónico que esté de moda el género en un país con uno de los menores índices de asesinatos del mundo”. Ya, “pero de los más altos de suicidio, algo pasa en Suecia”.

Todavía más sobre Larsson y el auge de la novela negra nórdica en:

11 comentarios:

MidnightAllDay dijo...

Qué mal hablados estos Novelantes ¿no? Tanto como leen, se les pega poco. :)

Resumen muy fiel a la tertu, como de costumbre. No quiero dar ideas (que me pegan), pero es que con leer el resumen es como si hubieras ido... :)

MidnightAllDay dijo...

Interesante el artículo. Dan ganas de probar algún nórdico más de estos ¿eh?

caro dijo...

Idea de qué, no sé, no te pillo. ¡Grmf! Cuidadín, cuidadín.
Además, mí este resumen no me gusta nada.
Por cierto, ya tengo Las Catilinarias, nueve euricos en Taifa (no cuesta na) y las primeras líneas, ¡¡¡prometen!!!

Jaims dijo...

Bueno, pues habrá que leérselo.

La verdad es que en los ultimos (?) tiempos mi velocidad de crucero con la lectura se está estancando un poco; y ya tengo una pila de libros por leer...

Éste será el siguiente. Por lo que contáis, vale la pena.

Saludos novelantes.

MidnightAllDay dijo...

Venga, Jaims, a leer, que necesitamos la opinión de un experto tecnológico sobre las habilidades como hacker de la Salander.

HenryKiller dijo...

Estoy de acuerdo en casi todo, de hecho a mí se me hacen algo repelentes los dos, el Mikael y la Salander, son los dos tan guays que dan un poquito de asco... pero ¡¡carajo!!, cómo engancha. ¡¡Yo ya me he empezado la segunda!!

runer dijo...

este mes voy retrasado, ya estamos a dia 22 y aun no tengo a nothomb, culpa mia por fiarme demasiado de las bibliotecas

runer dijo...

ya tengo el libro. Esta bastante bien pero habrá que ver como va siguiendo la historia, de momento es interesante

caro dijo...

A mí me encantó el principio del libro, pero luego no respondió tanto como pensaba, ¿lo has terminado? ES que el principio es espectacular, pero luego... es tan fría. Yo no sé qué pensar, como me ocurrió con Lispector, me han quedado ganas de leer más de este mujer, tan sólo con lo que he leído no me atrevo a opinar, seguro que cuando lo comentemos salgo más convencida, ¡siempre me pasa!

MidnightAllDay dijo...

El mío está aún dentro del plástico; lo compré ayer. Pero ya lo he metido en la "mochi", se viene a Baviera.

Anónimo dijo...

Salander es superwoman. No la mata ni la kriptonita. Ya he leído la segunda también. Al Zalachenko se lo acabará comiendo con patatas fritas, y eso que es su papá.